A la hora de montar una franquicia son muchas las dudas que surgen al respecto. Elegir la mejor marca, escoger un sector en auge, aprovechar el nombre de una franquicia ya establecida para tener la máxima rentabilidad… Pero ahora sabemos incluso que el mejor mes para montar una franquicia es septiembre.

Según la Asociación de Jóvenes Franquiciadores (AJF), el mes de septiembre es el mejor para crear un negocio basado en franquicias, ya que las vacaciones se han terminado y está todo el mundo operativo, y también es la antesala de la Navidad, la época del año donde los españoles gastamos más dinero y es muy rentable para todos los negocios.

En España tendemos a acumular las vacaciones durante los meses de junio, julio y agosto, lo que elimina de facto ese período para montar un negocio. No sólo es difícil encontrar personal para hacer obras o pintar, sino que la Administración sufre un colapso y cualquier tipo de papeleo será retrasado de forma sensible.

Sin embargo, durante los meses previos a la Navidad el consumo se dispara, lo que ayudará a cualquier emprendedor a recuperar la inversión que ha hecho de forma más rápida y sencilla. La Navidad forma parte de nuestra cultura y ha traspasado la frontera de la religión, se ha convertido en un período de estar en familia y con los amigos, de disfrutar con las personas que más queremos y de que vuelvan a casa los que viven lejos.

No sólo se agotan los juguetes, la ropa o los aparatos tecnológicos, si tienes pensado salir a comer durante noviembre o diciembre tendrás que reservar con antelación en la mayoría de restaurantes. Y es que, el negocio de la restauración se ve especialmente favorecido por las cenas de empresa, o las familias y amigos que están cansadas de cocinar y prefieren celebrar estos días comiendo en un restaurante.

De un modo u otro, queda claro que si tienes pensado montar una franquicia debes evitar el verano y los 2 meses posteriores a la Navidad. Siendo el período de septiembre a diciembre el más recomendado.